La grama de los estadios de la Copa América se ganaron las críticas de jugadores, técnicos y periodistas. El verde natural y espero que muchos pensaron se iban a encontrar en Brasil se encontraron todo lo contrario.

Un pasto de mala calidad, con fallas de riego e incluso con muy poco nivel para jugar al fútbol fue la realidad. Los estadios de Brasil aparte de la grama no presentan su mejor cara tampoco en sus alrededores pero lo peor fue la grama.

El gramado del Mundial de 2014 no se cuidó y lo que presentaron esta vez a la Copa América fue un verde con falta de cuido. Desde Lionel Messi, el técnico de Chile, Reinaldo Rueda hablaron de la mala calidad.

Un largo verano y un largo torneo en Brasil

El verano en Brasil fue largo y la falta de riego hizo que la grama secara rápido, de igual modo el largo torneo de fútbol fueron los factores.

“La grama sufrió mucho desde principios de año, escogieron los estadios donde se juega mucho fútbol, la misma no tuvo reparo”; dijo Arthur Cohimbra para Cantineoqueteveo.

Lee también:Taxis de Madrid se abren a clientes chinos por el turismo

Cohimbra comentó que fue un torneo muy largo y que ya la grama venía muy mal desde el año pasado. “El año pasado hubo también un verano fuerte en Brasil y eso no ayudó. La grama necesita un tratamiento especial que no se le dio”, dijo.

Comentó que se ve que los jugadores no desarrollan la velocidad que logran hacer en Europa por el estado de la grama de Brasil.

La grama en los estadios se ganó las críticas

Los malos comentarios sobre la grama de los estadios abundan en la Copa América. Desde Río 2016 el Maracaná no tiene una buena grama y tampoco se le ha dado un tratamiento especial.

Resaltó Cohimbra que desde hace tiempo se pidió un sistema de riego especial que el Maracaná no tiene.