Semifinal en Liga de Campeones - Cantineoqueteveo News

La Liga de Campeones es la competencia de la competencia y, para mantener su estatus necesita un guión; con historias capaces de canalizar las mismas sensaciones y muchos sentimientos que despertaron entre los aficionados del mundo.

Lucas Moura es el último antihéroe emergido desde la posición de secundario; que por supuesto terminó grabando su nombre en la historia del fútbol.

El brasileño, llego y transcendió, además de conseguir un logro muy importante; es así como, la eliminación del Barcelona de Messi tras la remontada de Liverpool, de hecho esto parecía un imposible.

Lucas viene de las calles de Sao Paulo, y espero mucho tiempo para ver convertido sus sueños en realidad; por ende el sabia que podría saltar a la primera escena del fútbol. Sin prisa, pero convencido de sus condiciones, pero, uno de sus entrenadores en el PSG, ya advirtió «Necesita hacer mucho más. Tiene tiempo, pero el tiempo apremia».

«Algunos de mis amigos de aquel entonces están en prisión y otros muertos», confesaba en una entrevista al Standard. «No fui por el camino porque siempre creí en mi sueño, jugaba en la calle para darle otra vida a mi familia -que ahora vive en una zona mucho más segura, a pesar de que la situación en Brasil sigue siendo muy peligrosa-«, recordó.

«Nunca he tenido problemas con las críticas y los elogios, sé manejarlos. No me dejo llevar por los cumplidos y no me sacuden las críticas porque Dios me da una seguridad y un consuelo que me permiten ser feliz», dijo en una entrevista antes de fichar por el Tottenham por 28,4 millones de euros.

«De ser el último elegido en el colegio para formar en los equipos de fútbol, ante la mirada de desconfianza de mis compañeros, que nunca creyeron en mí porque el más pequeño además de delgado y débil» Lucas Moura ha pasado a ser la mejor baza de Mauricio Pochettino para ganar la Copa de Europa con el Tottenham.

Fuente: El Nacional/Redacción

 

Enfermera entra en Records Guinness por Maratón de Londres