Algunas remisiones - Cantineo que teveonews

El Dr. Jeffrey Rediger, un distinguido médico académico de la facultad de la Facultad de Medicina de Harvard en Boston estudia algunas remisiones o sanaciones que la mayoría de sus colegas ignoran por considerarlas simples casualidades.

Por regla general los médicos desestiman estos casos valorados como remisiones espontáneas. Pero hay algo más allá que preocupa al catedrático.

En medicina la remisión es la atenuación o desaparición completa en el paciente de los signos y síntomas de su enfermedad. Puede ser como consecuencia del tratamiento o de forma espontánea.

Jeffrey durante 15 años se ha dado a la tarea de analizar algunas remisiones asombrosas. Sus indagaciones las presenta en un libro denominado Curado donde explora ese fascinante espectro que los médicos menosprecian.

Sin embargo, el doctor Jeffrey Rediger aborda el fenómeno desde otra perspectiva. Para él como director Médico del Programa de Psiquiatría para Adultos del Sudeste de McLean y Asuntos Comunitarios en el Hospital McLean y el Jefe de Medicina del Comportamiento en el Centro Médico Caritas Good Samaritan, la curación debe ser abordada con mayor rigor.

Desde el año 2003 compila una serie de evidencias relacionadas con curaciones, caso que simplemente los catalogaban como incurables. Desde el punto de vista religioso se le etiquetaba como “milagros”.

Remisiones o milagros

Sostiene que no existe nada “espontáneo” en las remisiones espontáneas de una enfermedad. Indica que cada individuo estudiado ha permitido o introducido un cambio profundo en su fisiología. Por ello ha cambiado su bioquímica a través de transformaciones mentales o espirituales. Además con la modificación del estilo de vida y la dieta.

Puedes leer: El cáncer es un juego complejo que da y quita pistas

Asimismo Jeffrey Rediger puntualiza que al cambiar su rutina, sus cuerpos se vuelven menos hospitalarios para las enfermedades. De acuerdo con sus estudios existe un largo camino por recorrer para comprender por qué algunas personas se curan y otras no. Se trata de un desafío que debe ser abordado.

Entonces sugiere que si la medicina quiere ayudar a alguien que padece enfermedades crónicas, debe enseñarle a descubrir una vida sana. Según el Dr. Jeffrey Rediger el 45% de los estadounidenses padecen de una de las enfermedades crónicas. Y la mayoría de estas dolencias están vinculadas con el estilo de vida.

Además el catedrático observa que con las nuevas tecnologías de la comunicación se están sentando las bases para democratizar la medicina. Cada vez más los pacientes tienen al alcance de sus manos la posibilidad de convertirse en los CEO de su propia salud. Salen al mercado dispositivos y aplicaciones capaces de registrar y escanear datos médicos que antes se ignoraban. Y tal vez algunas remisiones espontáneas se multiplicarán.

El poder de la mente

Investigar recuperaciones notables de enfermedades incurables es todo un reto para que dejen de ser simples milagros, tal vez casualidades. Las curaciones espontáneas dejarán de ser un área de las especulaciones.

Para ciertos médicos las sanaciones inexplicables continuarán como fenómenos médicos inexplicables. Pero el Dr. Jeffrey Rediger expone los casos de la jubilada Claire, a quien le diagnosticaron una forma violenta de cáncer de páncreas. Incluso le dieron semanas de vida. También reseñó el caso de Matt, de 23 años, a quien le dieron un 2% de posibilidades de sobrevivir a un tumor cerebral letal. Los dos  rechazaron la quimioterapia y la radiación.

Ellos volvieron a casa para tratar de prepararse y aceptar la irremediable muerte. Ahora ambos están vivos más de una década después. En sus cuerpos están ausentes de todos los tumores. Activar el poder del cuerpo humano utilizando la mente para aprovechar los sistemas de curación es todo un desafío.